fbpx
¡Cotiza tu tattoo ahora! Diseños disponibles

¿Hacia dónde debe «mirar» un tattoo?

Por: admin 06/03/2020

Vamos comenzando por lo más simple, un tattoo es un dibujo que se plasma en la piel y por tanto el lienzo , osea la persona, es la que va ser «decorada» por los diseños. El cuerpo humano no es estático, fluye, posee músculos, venas, huesos; partes duras y blandas y según la anatomía de cada persona el mismo se adquiere una dimensión específica, vamos, una persona sumamente musculosa y atlética tendrá una anatomía muy distinta del gordito buena onda, aún así cada uno posee un diseño corporal distinto donde hay partes que se ven más móviles que otras y algunas con más espacio que otras también. En el caso del tatuaje siempre es mejor buscar que los diseños aprovechen y fluyan con relación a estas proporciones y líneas naturales, algunas más imaginarias que concretas. Vamos a suponer que queremos colocar un rostro en un brazo, la dirección natural de la vista al ver a una persona es mirar su brazo y luego hacia adelante, osea hacía el frente de la persona. Si colocamos el rostro del diseño en el brazo viendo hacia la dirección opuesta, es decir, hacia atrás, se pierde naturalidad y entonces se rompe con el recorrido visual de tal suerte que para ver el rostro tenemos que forzar la apreciación del diseño mirándolo y luego perdiendo la vista hacia la parte de atrás de la persona, donde ya no hay nada. Lo óptimo es colocar el rostro del diseño viendo hacia el frente de la persona, con eso nuestra apreciación es natural y al observar el diseño sentimos que el diseño se integra por si mismo hacia el recorrido normal de nuestra vista.

Por más respetuoso que sea un tatuador acerca de la decisión del cliente siempre es mejor recalcar dos o tres veces este aspecto estético del tattoo, pues no sólo es un dibujo que se plasma y ya, es un arte que formará parte de la persona por el resto de su vida y lo mejor es que haga armonía con su cuerpo.
No hay reglas específicas, según el diseño y sus elementos será el modo en que tenga que acomodarse en el cuerpo, obviando que ya he mencionado que los rostros y de preferencia todo objeto que simule movimiento tenga una tendencia a ir hacia el frente de la persona que es donde se concentra la atención visual.

COMPARTIR

Comentarios

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Carrito de compras
0